Translate

miércoles, 16 de septiembre de 2015

EL EXTRAÑO OTOÑO DE 1972

El lluvioso otoño de 1972 pudo estar causado por episodio "EL NIÑO" intenso que se desarrolló meses antes 
 
   Como muestra el Calendario Meteorológico de 1974, del entonces Servicio Meteorológico Nacional, el comportamiento de la atmosfera en España en el otoño de 1972 sólo pueden catalogarse como extraordinario.
 
 


 










 


    De los tres meses considerados otoñales, setiembre, octubre y noviembre, sólo el último se pudo considerar normal, registrándose durante los otros dos precipitaciones que en muchos lugares llegaron a superar sobradamente a las que figuraban como las más altas  hasta entonces e incluso hasta ahora. Las lluvias superaron en el doble o triple a la media en amplias zonas y, en determinados lugares, llegaron a quintuplicar o sextuplicar la misma. El más alto porcentaje correspondió a la región de Murcia en octubre y a la Central en ambos meses.
 
   En el observatorio del Retiro en Madrid, uno de los que posee un registro más largo, se recogieron en ese otoño 407 l/m2, todo un record que destaca en su gráfica de siglo y medio.





    Como ya comenté en algún artículo anterior hay una clara correlación entre la instalación de una masa de agua en superficie con temperaturas anómalamente altas en el Pacífico Tropical Central y Oriental (Oscilación del Sur-El Niño), con las precipitaciones de otoño en partes de la Península Ibérica. Este año de 1972 precisamente fue reseñable por un importante evento EL NIÑO que llamó mucho la atención, y que fue  el pistoletazo de salida para su estudio y monitorización.
 
   
   En la tabla del NWS norteamericano los valores en rojo son las anomalías positivas medias de la temperatura del agua del mar en zonas del Pacífico central ecuatorial en los tres meses que se relacionan arriba:





     Los mecanismos meteorológicos físicos y dinámicos relacionados no están claros pero, por analogía con lo que ocurre en la costa oeste de Estados Unidos, podría haber un desplazamiento hacia el sur de las perturbaciones otoñales que, unido al hecho de la mayor presencia de humedad absoluta por calentamiento de la superficie del océano al final del verano, podría favorecer claramente otoños más lluviosos en nuestro país. Lo que sorprende del otoño de 1972 es que las precipitaciones fueron abundantes en las cuencas del Atlántico y Mediterráneo, aunque no en el Cantábrico.
 
 
ANÁLISIS DE LOS MESES DE SETIEMBRE Y OCTUBRE DE 1972
 
 
    Con algunas excepciones en el Cantábrico, Galicia y algunos puntos del Sur y en Canarias, el mes de setiembre resultó extraordinariamente húmedo, sobre todo en el interior y en Cataluña. En Madrid el dia 21 se recogieron 87 l/m2, algo así como una cuarta parte de lo que se recoge un año normal.
 
    Los dos períodos más lluviosos fueron la primera decena del mes y la última, con un temporal casi general. Esto da un indicio de un verano finalizado tempranamente debido a una atmósfera "perturbada". Las temperaturas consecuentemente fueron inferiores a las normales debido a la ausencia del sol. 
 
   En el reanálisis NCEP se observa en la media del mes del geopotencial en 500 hpa una clara anomalía que nos señala una trayectoria muy al sur de las primeras perturbaciones otoñales. Las depresiones entraban desde el SW peninsular y seguían su trayectoria hacia el Mediterráneo afectando a casi toda la península y Baleares, librándose el área cantábrica. En la anomalía de cantidad de precipitación diaria se aprecian esas circunstancias (los valores son pequeños porque son anomalías de precipitación por día; hay que multiplicarlas por el número de días).




 

    También el mes de octubre fue claramente húmedo, salvo en el Cantábrico, Baleares e islas orientales de Canarias. El Centro volvió a ser una de las zonas más lluviosas, y también Extremadura y el SW y SE peninsular. Particularmente intensas resultaron en Navacerrada con 508 l/m2 en el mes y San Javier en Murcia con 262, en este caso por un temporal que originó inundaciones. Del reanálisis de Wetterzentrale, curiosamente la situación asociada a este último caso fue debida, no a una baja aislada en altura desprendida de una circulación Norte/Sur sino al desplazamiento de una baja aislada desde el Oeste.

    En cualquier caso tanto la media de anomalías del geopotencial de 500 hpa y el de precipitaciones son similares a las del mes de setiembre, lo que parece indicar situaciones parecidas de borrascas con trayectorias más al sur, aunque hay que destacar que eso ocurrió más frecuentemente en octubre.






Como conclusión, habrá que esperar a la evolución de el fenómeno de El Niño en el Pacífico, que se manifiesta ya como "fuerte", y ver si se refleja en un otoño lluvioso en nuestro país. Hay que tener en cuenta que esta circunstancia puede tener dos caras, la del beneficio general o la del fenómeno adverso. 


Fuentes 
 
http://www.wetterzentrale.de/topkarten/fsreaeur.html
http://www.esrl.noaa.gov/psd/data/20thC_Rean/
http://www.aemet.es/es/portada
http://www.cpc.ncep.noaa.gov/products/precip/CWlink/MJO/enso.shtml

8 comentarios:

  1. Y digo yo..¿no tendrá que ver tanto avioncico marcando rayas en rejilla cada vez que se acerca un frente por el W, esos patrones repetidos son muy raros….

    ResponderEliminar
  2. Precisamente el año 1973 fue un año excepcional en la recogida de uva en el centro peninsular, las lluvias del otoño del 72 fueron claves par tan copiosa recolección, histórica en cantidad y calidad.

    ResponderEliminar
  3. El verano del 2015, pasara a la historia por un mes de julio excesivamente cálido, pero el verano ha ido a menos, con una primera quincena de septiembre fresca y relativamente lluviosa, en conjunto el verano presente no pasara a la historia por ser extraordinariamente cálido, veremos si el próximo invierno trae un mes excesivamente frío.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por las informaciones que nos das, señor Alejandro, así nos ayudas a comprender mejor el clima que envuelve a nuestra península y comprender que muchos de los acontecimientos meteorológicos presentes, antes también ocurrieron y sin exageraciones mediáticas.

    ResponderEliminar
  5. Ola buenos dias, beremos loqe pasa pero demomento no seve grandes lluvias. A aconsejo no mirar en el blog de javima maldonado cuentan mentiras sobre el cambio climatico. Un saludo don Alejandro......

    ResponderEliminar
  6. Anónimo de las 12:53, que pasa que te has enfadado con el blog de Javima porque a dicho que no publicará comentarios con tantas faltas ortográficas? El blog de Javima es muy bueno al igual que lo es éste. Aprende a escribir y no seas tan infantil criticando otros blogs.

    ResponderEliminar
  7. Buenas noches, poco se nota en el blog de javima maldonado se supone qe se abla del clima no de mi ortografia! Dicho esto el comentarista de esta mañana y sobretodo javima me an decepcionado por completo. Un saludo..........

    ResponderEliminar
  8. Buenas tardes, como profano me gustaría explicasen la altura de estos rastros de contrails en la siguiente foto:
    http://rapidfire.sci.gsfc.nasa.gov/cgi-bin/imagery/single.cgi?image=band312.A2015183132000-2015183132500.1km.jpg
    muchas gracias.

    ResponderEliminar