Translate

domingo, 29 de abril de 2018

FINAL DE INVIERNO FAVORABLE PARA EL HIELO ÁRTICO

La variabilidad en la cantidad y extensión del hielo ártico está determinada por la variabilidad del Sistema Climático


Durante estos dos últimos meses el volumen del hielo ártico ha visto una importante recuperación después de un mediocre invierno en el que presentó valores parecidos a los pobres 2017 y 2016, todo segun el DMI, Instituto Meteorológico Danés. No obstante la llamada extensión de la banquisa, es decir la distribución en superficie de ese volumen no ha variado grandemente. Busquemos una interpretación.






Lo que es evidente es que al menos durante marzo han sorprendido las temperaturas medidas desde satélite de la parte baja de la troposfera en el área ártica, como se ve en la figura de NOAA, con valores de anomalía claramente negativos medidos por los dos grupos que trabajan con las temperaturas emitidas por las distintas capas atmosféricas, UAH y RSS.


Es decir que el panorama de hielo que se nos presenta ahora es muy similar al que hemos tenido durante los años de este siglo XXI aunque con cambios de lugar en los espesores de hielo producto de la variabilidad natural. Este año toca menores espesores en las cercanías de Groenlandia y mayores en las costas de Siberia cerca del paso del Noreste (Gráficos del DMI). En parte son debidos a que la capa de hielo no es estática sino que se mueve al compás de las circulaciones marinas, empujadas por las atmosféricas, es decir, resultado de la propia variabilidad meteorológica.


 
                                                 http://ocean.dmi.dk/english/index.php





               Anomalías del espesor de hielo en el Ártico con respecto al período 2011-2017 según el                     Polar Science Center
                     http://psc.apl.uw.edu/research/projects/arctic-sea-ice-volume-anomaly/


El satélite CryoSat-2 trabaja desde 2011 y los datos de espesor de hielo son variables. Para marzo, hubo un mínimo en 2017 y vuelta a la recuperación este año, muy por encima de los años 2012 y 2013.


                      https://spaces.awi.de/confluence/pages/viewpage.action?pageId=263880923

Buscando con el reanálisis NCEP/NCAR, durante estos dos últimos meses, como cabía esperar, ha sido positiva la anomalía de presión en superficie. En invierno, cuando se forma y fortalece el hielo del Ártico la configuración más favorable para esto es la de presiones altas que favorecen la radiación al espacio e impide entrar aire más templado de latitudes más bajas. En verano es lo contrario: presiones ligeramente bajas con cierta nubosidad impide la entrada de radiación solar, conservándose entonces más hielo. 



En la zona del estrecho de Bering se observa una anomalía negativa relacionada con el paso de borrascas por latitudes más altas de las habituales por lo que en esa zona ha habido un mínimo de extensión de hielo muy evidente. Estas configuraciones de presión (la del Pacífico son bien conocidas) pueden tener que ver con las distintas oscilaciones de las circulaciones tropicales pacíficas. Actúan con meses de retraso de forma que la puesta en marcha el pasado otoño de un episodio de La Niña débil podría que tener ver con esta situación transcurrido ese tiempo.

Ya comenté en anteriores artículos que la primavera es la única estación del año en la que, desde que hay medidas, hay una tendencia hacia anomalías negativas, situación remarcada por el IPCC. El mes de marzo ha sorprendido con valores de cubierta de nieve que es el segundo mayor desde los años ochenta. La anomalía se hace visible geográficamente en los gráficos de abajo de la Universidad de Rutgers.






Para terminar es interesante conocer que estamos entrando en un mínimo solar con una actividad entre las menores desde hace casi 200 años. Aunque no se conoce con exactitud las razones de las variaciones de la actividad solar y sus influencias en el clima terrestre no cabe duda que la salida del histórico máximo solar de la segunda mitad del siglo XX y la posible entrada en un ciclo de actividad bajo es un buen momento para comprobar esos presuntos efectos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario