Translate

domingo, 7 de enero de 2018

NO HAY MENOS NIEVE QUE EN 1980

La histeria alarmista no impide que los números de la observación no señalen ninguna tendencia desde 1980


     Durante el mes de diciembre el total de superficie cubierta de nieve media en millones de kilómetros cuadrados en todo el  hemisferio norte se ha comportado moderadamente y ha dado un valor de 43,6, ligeramente superior a la media desde que se mide en 1966, que es 43,7. En cualquier caso se mantiene en la tónica y tendencia ascendente en estos 52 años, como se ve en la gráfica.



     Los datos de la agencia oficial meteorológica norteamericana NOAA están procesados por la Universidad Rutgers y las anomalías de diciembre que ellos representan están referidas al treintenio 1980-2010, de forma que la anomalía de este mes es ligeramente negativa:


    Y en cuanto al balance total anual tenemos un valor para el recién pasado año 2017 de 25,8 millones de km2, por encima de la media desde 1972 que es de 25,1. Tenemos datos completos anuales desde 1972 cuando el despliegue de satélites empezaba a ser suficiente.



   Los fríos años setenta y principio de los ochenta tienen su representación en más extensión de nieve seguida de un rápido declinar y posterior recuperación que desmiente cualquier cambio drástico. Yendo a los números no hay tendencia desde 1980 como se ve en el gráfico de abajo.




    Ya he comentado en anteriores artículos que tan solo durante los meses de primavera se ha observado este último medio siglo un decrecimiento de la extensión nevada. 52 años no parece una longitud temporal suficiente para atestiguar todas las posibles variaciones naturales del clima pero desde luego estas conclusiones no sirven para falsar la teoría del cambio climático. 

    Se debería observar una clara tendencia hacia menos extensión nevada para poder sostener científicamente la teoría de cambio climático antropogénico, sobre todo en sus conclusiones más extremas. El escamoteo del Método Científico es una constante en este tema dominado por las consignas del activismo políticoecologista y los turbios manejos de los lobys mediáticos, políticos y económicos.


1 comentario:

  1. Que bueno. Aprovecha antes de que Facebook censure tu blog por ser contrario al pensamiento único.

    ResponderEliminar