Translate

martes, 4 de julio de 2017

MISTERIOSA DESAPARICIÓN DE HIELO EN CANADÁ

Las mediciones de la extensión de hielo en el Ártico difieren en decenas de miles de kilómetros cuadrados


    Hay varios organismos mundiales que hacen el seguimiento de la criosfera mundial. El índice que hoy en día se sigue con más detenimiento es la extensión de la banquisa (mar helado) en el hemisferio norte, más o menos el entorno de Ártico. El organismo más reputado es el National Sea Ice Data Center, que está asociado al organismo oficial de Estados Unidos, la NOAA.
http://nsidc.org/data/docs/noaa/g02135_seaice_index/


    A través del seguimiento por satélite de la emisión de microondas de la superficie, cada día elabora una mapa de la extensión de mar helado donde el hielo supera el 15% de la superficie. Por ejemplo, el correspondiente al día 2 de julio:




    Y en una visión más cercana de la Bahía de Hudson vemos que según este producto esa parte de Canadá está casi libre de hielo, algo importante para la navegación por ejemplo.Retengamos la idea de que su extensión es de unos 1.200.000 km2, más de dos veces la superficie de España.



    Pero Canadá, por sus intereses sobre todo de navegación en esas aguas tiene su propio sistema de medida de la situación y extensión de la banquisa. Para ello integran no sólo datos de satélite sino también de observaciones visuales desde barcos y aviones.
https://www.ec.gc.ca/glaces-ice

    También los representan por los tantos por ciento de ocupación de superficie por el hielo. El resultado es como sigue. El color azul más oscuro supone hasta el 10% y el siguiente tono de 10 a 30%. A simple vista se pueden percibir importantes diferencias. 



   He sobredibujado la zona con más del 30% de hielo, es decir el doble de extensión que el mínimo que utiliza el mapa del NSIDC:



    Y en la comparación final se pueden distinguir diferencias de decenas de miles de kilómetros cuadrados cuando menos, sobre todo si tenemos en cuenta también la zona del estrecho de Hudson:





Viendo las enormes diferencias de un parámetro tan cacareado como es éste se levantan algo más que dudas sobre el rigor de los alarmistas climáticos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario