Translate

viernes, 4 de noviembre de 2016

¿DISMINUCIÓN CATASTRÓFICA DEL HIELO EN EL ÁRTICO?

La disminución de la banquisa del Ártico y el aumento de la extensión nevada en el hemisferio norte son consecuencias de cambios en la circulación atmosférica
 
 
     Durante el mes de octubre se ha producido un gran retraso en la formación de la capa de hielo del Ártico que está dando lugar a explicaciones catastrofistas sobre el efecto del calentamiento global en este área. De ser así, estaríamos asistiendo a unos efectos fulgurantes de algo que en sí debería actuar de forma lenta y progresiva. En realidad lo que habría que explicar es más bien en los efectos de ese calentamiento sobre la circulación atmosférica que, a fin de cuentas, es la auténtica causante de esa ralentización.



 
Extensión de la banquisa ártica a fecha de 3 de noviembre, según NOAA



     Con el reanálisis NCEP, y en una visión zenital virtual sobre el Polo norte, observemos la variable temperatura media de octubre a nivel del mar. Vemos la curiosa, y casi simétrica, configuración. Sobre casi todo el ártico se han producido temperaturas muy superiores a la media de hasta 14ºC, mientras que en un orla alrededor, en latitudes algo más bajas, por el contrario, se han registrado temperaturas muy inferiores a las normales. Esto ha tenido consecuencias en otra gélida variable: la cubierta de nieve, como veremos luego.

     El origen de esta configuración tiene que ver con la circulación en altura. Tal vez la escasa extensión de setiembre de la banquisa ha inducido una circulación zonal en altura a latitudes medias-altas,  mientras que sobre el Ártico ha imperado un calentamiento dinámico producido por aire descendente, como se ve en la anomalía en 500 hpa (a unos 5500 metros de altitud). La correlación entre el geopotencial en 500 hpa y la temperatura en superficie se hace muy visible.




      La anomalía del viento a 300 hpa nos demuestra que se produce un debilitamiento del chorro en donde debería en estas fechas estár más fuerte, y un aumento de la circulación del oeste en latitudes más bajas. Seguramente esta circunstancia es la que ha favorecido el relajamiento de la sequía en lugares de costa de latitudes medias como California o el suroeste de la península ibérica.

     Para rebajar la euforia de los partidarios de las consecuencias drásticas del calentamiento global antropogénico, otra variable del "frío" como es la cubierta de nieve del hemisferio norte (número de kilómetros cuadrados cubiertos por nieve) se ha adelantado este año, muy en la línea de estos últimos 20 años. La Rutgers University nos muestra para el mes de octubre una extensión de 22.95 millones de kilómetros cuadrados.
 
 
 
 
   Eso supone la tercera extensión mayor en octubre desde 1967 (en la imagen falta la de este año):
 

 
Las anomalías positivas de octubre en el norte de Eurasia y de América son evidentes: 
 

 l

Para terminar, frente a agoreros que anuncian que la nieve será un fenómeno dífícil de ver dentro de unos, la realidad es que al menos en otoño y en invierno la tendencia de este último siglo es a un aumento de la superficie nevada. 

 

 
 

 
 FUENTES

3 comentarios:

  1. No hay nada mas saludable que decir la verdad y desmentir la supuesta verdad incomoda que afirmaba a
    Al Gire.

    ResponderEliminar
  2. ¿Pero que pasa con el hielo de la Antartida que está bajo mínimos?

    ResponderEliminar
  3. Cambio climático igual a timo.

    http://m.libertaddigital.com/ciencia-tecnologia/ciencia/2016/11/18/proponen-impuestos-a-la-carne-y-la-leche-con-la-excusa-del-calentamiento-global-1276586937/



    .

    ResponderEliminar