Translate

martes, 4 de octubre de 2016

BLOQUEOS, GOTAS FRÍAS E INESTABILIDAD EN OTOÑO

 
Los bloqueos anticiclónicos en latitudes altas favorecen la inestabilidad en nuestra zona mediterránea
 
 
    Los modelos apuntan para los próximos días al posicionamiento de un potente anticiclón en las cercanías de Escandinavia, como se ve en el mapa previsto para el día 7 de octubre.
 
     Esta situación es bastante típica de los otoños y favorece entre otras cosas que la circulación de bajas o borrascas, que promueven un tiempo más lluvioso, se desplacen a latitudes cercanas a nuestro país, como se ve en el mapa previsto en 500 hpa para ese mismo día 7. Además estas situaciones, que suelen ser muy persistentes, pueden impedir la entrada de aire y agua más cálida hacia el Ártico, generando un enfriamiento más decidido allí, que sería igual a más hielo a la larga. Pero eso está por ver.
 
 

 
 
    La pregunta recurrente en los comienzos de todos los otoños es si se producirán las temidas "gotas frías" en la zona mediterránea, como la famosa de hace 34 años que se llevó por delante los muros de la presa de Tous y muchas vidas (abajo figura de la lluvia acumulada los días 19 y 20 de octubre de 1982 según reflejaba el entonces INM).
 
 
 

    Tambíen una pregunta interesante es si, ya sea debido a la existencia de ciclos climáticos propios de la natural variabilidad, o a otras causas, se producen ahora menos eventos de ese tipo y de menos intensidad que los que se produjeron en algunas zonas mediterráneos en aquellas décadas. Me valdré del reanálisis de la NOAA para intentar dar algo de luz, aunque en realidad sólo tenemos datos aceptables de los últimos 60 o 65 años.
 
    Comparando los datos de geopotencial en 500 hpa de octubre y noviembre entre los últimos 26 años (1994-2105)y los 26 años más cercanos al anterior ciclo de la Atlantic Multidecadal Oscillation (1964-1985), se puede ver que hay una clara diferencia, con mayor tendencia a presiones más altas en latitudes más altas, mientras que en las latitudes mediterráneas ocurre al contrario. En esa disposición se puede leer que las bajas en nuestro Mediterráneo eran más frecuentes entonces (más lluvias), mientras ocurría lo inverso en las cuencas atlánticas.

    Esta circunstancia es más "pura" en el mes de octubre, con más tendencia a presiones más altas entre Escandinavia y el Atlantico, y por lo tanto mas proclive a la formación de gotas frías en el Mediterráneo Occidental:
 


 La temperaturas más bajas en altitud, a unos 5500 metros (colores azul/violeta) que favorecen la convección son también una marca de la casa:
 
 
    Y todo esto se convierte en evidencia al observar que se producían hace décadas más lluvias en otoño en la vertiente mediterránea y menos en la atlántica.
 
    Como he comentado en artículos anteriores parece haber cierta tendencia a un cambio de ciclo en la Atlantic Multidecadal Oscillation, con temperaturas algo más bajas en el Atlántico, aunque estos últimos meses parece que esa tendencia se ha debilitado un tanto por lo que un pronóstico de lluvias para este otoño sea muy aventurado haciendo tan simples analogías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario