Translate

sábado, 26 de septiembre de 2015

DISCREPANCIAS SOBRE LOS REGISTROS DE TEMPERATURA CONVENCIONALES Y DE SATÉLITE

Se acentúan las diferencias entre los datos registrados de temperatura en superficie y desde satélite


     En la carrera hacia el gran aquelarre del Cambio Climático de París prosiguen los esfuerzos por hacer de los más recientes registros climáticos las pruebas concluyentes de un evidente y constante calentamiento atmosférico que empujen al Mundo hacia una economía mediatizada e intervenida, con las correspondientes medidas totalitarias y globalizadoras y la liquidación de las libertades individuales (lo de libertad individual es redundante, lo de las libertades "colectivas" nos dice la Historia a que período pertenece).
 
    Tenemos ya el último mapa de anomalías de temperatura global de agosto de la NOAA, con la última "versión" de junio que ha hecho desaparecer la famosa "pausa" de 20 años de parón de calentamiento. Con la primera mirada cualquier observador despistado sentirá en su piel el calor de los colores infernales que lo acompañan. Es conveniente echar en este caso, como ocurre en otros casos como el de las emisiones de los automóviles, una mirada mas paciente y detallada.




 
   La serie de temperaturas, tal como se presentan en el diagrama parecen marcar un curso de ascenso de temperatura constante y rápido, enfín justo lo esperado por la teoría. En el último gráfico de agosto se ve la larga mano del nuevo "método" para hacer los cálculos correspondiente. No quiero establecer comparaciones fáciles con VW.
 
 

 
 
   No obstante, los datos de las medidas de la temperatura atmosférica desde satélite, mas generalizadas y objetivas que las anteriores, no parecen presentar grandes novedades, pese a que el fenómeno de El Niño se hace notar ya en las zonas tropicales donde ya se detecta el calentamiento correspondiente a dicho evento. En el mapa de la Universidad de Alabama/Huntsville por cierto no se detecta ningún calentamiento significativo en España, y la impresión general no es tán alarmante.
 
 
 
 
 
 
 
    Lo mismo ocurre con la otra serie de datos de observación por satélite, la de Remote Sensing System. Ambas series recogen un aumento de temperatura de 0,1ºC por década pero desde los fríos años setenta.
 


   Como se ve en ambas series, desde 1998 aproximadamente se ha producido la llamada pausa del calentamiento, reconocida en el último informe del IPCC: un período sin tendencia alguna en el registro. Otro hecho significativo es que el pico máximo se produjo en el el año 1998 coincidiendo con un fenómeno de "El Niño" muy fuerte. Seguramente en el transcurso del presente fenómeno, que ya está alcanzando una importante dimensión, se alcancen valores cercanos a los de ese año, pero debe quedar muy claro que la Oscilación de el Sur es un suceso propio de la variabilidad climática natural del planeta.

De una forma más evidente, superponiendo los datos de la Nasa/GISS, como ha hecho http://www.woodfortrees.org/ se observa claramente como los datos de satélite divergen estos últimos años de los de estaciones de tierra "tratados":
 

FUENTES
http://www.ncdc.noaa.gov/sotc/global/201508
http://www.remss.com/measurements/upper-air-temperature
http://nsstc.uah.edu/climate/

3 comentarios:

  1. ¿Discrepancias?, nos están engañando con el cambio climático y con todo lo demás, …a seguir votando...

    ResponderEliminar
  2. Una pregunta. Las diferencias ¿ son manipuladas de cara al aquelarre cómo tu dices del próximo diciembre? ( Todo es posible), o se trata del efecto "Isla urbana" qué cada vez eleva más la temperatura.?

    ResponderEliminar
  3. Estaría bien separar los datos objetivos y científicos del sensacionalismo político. La parte de "las medidas totalitarias y globalizadoras" no me parece apropiada, cuando los grupos mayoritarios que rebaten el calentamiento global son los que están aplicando en la actualidad medidas totalitarias y globalizadores, y contra las libertades colectivas, al imponer un mercado global basado en el consumismo y la sobreexplotación del planeta, todo por la libertad de mercado, pisando completamente otras libertades básicas del ser humano. Estos grupos son los mismos que en su día se reían de los científicos que hablaban del agujero de la capa de ozono en los 80, es decir, el lobby del petróleo y las grandes energéticas, para los cuales mientras los dejen seguir explotando el planeta y contaminando todo les da igual.
    Es decir, que en ambos bandos hay grandes intereses económicos creados, y estaría bien discernir entre un buen trabajo científico y unas opiniones políticas cuestionables.
    Personalmente pienso que claramente estamos influyendo en el planeta y en el clima, aunque tambien creo que otras causas como el Sol o los ciclos planetarios pueden tener una mayor influencia.
    Por ello, deberíamos buscar un modelo sostenible ecológicamente y no dejar que pequeños lobbys con grandes intereses económicos mapnipulen los datos a su favor, ya que creo que ni un lado ni el otro dice toda la verdad.

    ResponderEliminar